La historia de los humoristas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La historia de los humoristas

Mensaje por Valen el Vie Abr 11, 2008 3:07 pm

La historia de los humoristas
Con la risa en el alma

La categoría tuvo dos etapas: La primera abarcó dos años -1946 y 1947-, la segunda desde 1955 hasta el presente.
Entre 1948 y 1954, los parodistas y humoristas competían en una misma categoría, tal vez de allí la confusión que existe entre ambos géneros y que provoca, para el espectador poco conocedor del ambiente,
un problema para reconocer -en ciertas ocasiones- a que categoría pertenece un determinado género.

Escribe: Enrique Filgueiras
Los humoristas suelen recurrir a una sucesión de cuadros -en los últimos años sin interrupción entre ellos- o a la suma de situaciones en un todo armónico. El argumento no puede estar basado en hechos, obras o sucesos reales y debe predominar el humor, la sátira, la picardía y la jocosidad, sin que prevalezca la música o las canciones.
Uno de los pioneros en esta nueva modalidad fue "Humoristas del Betún", que con la visión de Agustín "Potolo" Ferreira y el aporte de talentos como Ramón "Loro" Collazo, Hugo Alberto Balle, "El Colorado" Lemos y tantos otros, impusieron una forma de hacer y de sentir el humor, prolongando sus actuaciones fuera de la temporada carnavalera, incluso visitando la hermana nación argentina, para contagiar con sus locuras a los espectadores de la otra orilla del Plata.
El ejemplo de "Los Betunes" fue seguido y el reto para disputarles el cetro animó a la categoría. Desde Villa Muñoz llegó "Handá ke te kure Lola", dirigidos por Armando y Carlos García, con las letras de Homero "Judío" Martínez, munidos con unas descomunales caretas y luciendo guardapolvos blancos, manteniendo el anonimato.
Basilio "Tuca" Alvez, un boxeador destacado de la época, no se quedó atrás y dio "pelea" con "Los Jardineros de Harlem", que tuvieron como figura central durante un lapso prolongado a Carlitos Aldama y los jocosos parlamentos escritos por Carlos "Coco" D'Andraya.
"La Escuelita del Crimen" enseñó como hacer reir en un lenguaje apto para los más pequeños, con la maestra cascarrabias (Ruben Urrutia) y un alumno muy travieso, el niño Calatrava (Jaime Urrutia), junto a ellos una infinidad de muñecos que cobraban vida propia, insertados con habilidad por sus "musas inspiradoras" Eduardo "Tornillo" Gamero, en la primera época y Jorge Bianco, en los últimos años.
"Los Charoles" de Luis Alberto "Fino" Carballo y Angel Alonso tuvieron una racha triunfal a fines de la década del cincuenta y principios del sesenta, con figuras de la talla de Luis Caruso, Carlos Vignoli, Lorenzo "Colorado" Lemos, Ricardo Rivadavia, Carlos Aldama y Tito Cruz, por citar algunos.
El "Humorismo" fue evolucionando y sumando nuevos nombres a su senda de éxitos:
"Los Favios", con letras de "Cacho" De La Cruz, Amílcar Maidana, Horacio Buscaglia y Horacio Rubino, entre otros. Personajes inolvidables como "Los hermanos Ridículo" y tornando en famosos a sus insólitos equívocos. Sus coros siempre dieron que hablar por su calidad y potencia.
"Los Jocker's" aparecieron en 1979, con los hermanos Tuala (Wálter, Miguel y Roberto) al frente del mismo, asociados a fenómenos como Augusto "Tuta" De Castro, Jorge Velázquez, Carlos "Bananita" González, Filomeno, Héctor Perry o Los Paseanderos. En sus filas nacieron Enrique Vidal, Máximo Tenuta y los hijos de Wálter: Marcelo, Augusto y Nicolás. Se caracterizaron por su denominado “humor diferente”, transitando con mucho éxito por el humor político y las imitaciones musicales.
"Los Carlitos" registran su primera aparición en 1975; sin embargo, recién adquiere su actual prestigio cuando Carlos “Cachito” De León toma las riendas del conjunto. En 1987 dan el batacazo con un personaje que aún hoy sigue vigente: “El vampiro” y cuya secuela pudo ser apreciada en el 2006, cuando regresó a las tablas, en compañía de su hijo. Después vendrían otras páginas antológicas, planteles con figuras consagradas: Fabián “Fata” Delgado y sus Fatales, Lito Díaz, Ledys “Panchito” Araújo, Pipi Vila, Víctor Cocina, Jorge Velázquez, Carlos Nípoli, Tabaré Luzardo, Eduardo “Muñeco” Artigas Pérez, Jorge “Coca” Vidal o Daniel Lobo, por citar algunos.
En 1988 se sumó un nuevo título: "Los Buby's". El elenco provenía del grupo "Café Teatro" de la Asociación Cristiana de Jóvenes y de la mano de Carlitos Viana marcaron un nuevo rumbo dentro del Humorismo y del Carnaval, aportando una nueva concepción del espectáculo. Fernando Toja, Gervasio Pratis, Willy Quimpos, Lidia Chipas, Daniel Cabrera, Horacio Rubino, Andrea Tenuta, Enrique Vidal, Leonardo Preziosi, Fernando Schmidt, Andrés Tulipano, Mauricio Ubal, Ignacio Cardozo, Juan Mascheroni, Mario Andrés Alvarez, Jorge Hirigoyen, entre otros, aunaron esfuerzos para plasmar uno de los grandes títulos que registra la historia del Carnaval. Páginas memorales como “La venta de la chatarra”, “Vivir”, “Los Buby’s en el tren”, “Me gustan los humoristas”, etc..
De una escisión de “Los Buby’s” surge “La Naranja Mecánica”, orientada por Enrique Vidal y Alejandro Zalkind, siempre con libretos muy contundentes, con abundantes risas, aunque siempre dejando librado al azar determinados rubros, los cuales sistemáticamente los alejó de las definiciones, salvo en 1994, cuando se alzó con el primer premio.
En 1993, llegó desde San José el primer grupo de humoristas del interior: Sociedad Anónima. En esa ocasión dejaron una buena impresión, en su rol de debutante, descuidando algunos rubros. Al año siguiente fracasaron en su intento de ingresar al Concurso, al no saber la prueba de admisión. Su regreso definitivo fue en 1998, en donde sorprendieron con la aparición de los denominados “Jilgueros de Cerro Ñato”, unos gauchos patones, que conjugan su presunta inocencia, con sus artimañas para salirse siempre con la suya. Allí se hicieron famosos dos poetas populares de la zona Juan Glorieto Bustamante y Romualdo “Chinchulín Manrique, cuyas páginas solemos escuchar en cada febrero. Carlos Barceló, Diego Montes de Oca, Manuel Galanes, Cléber Esteche han sido algunos de sus baluartes en el transcurso de los años.
En el 2002, surge un nuevo título “Cyranos”, autodefinidos como “Los hijos de Los Buby’s”, surgido de la cantera de Arteatro (La continuación del grupo “Café Teatro”), con una camada de jóvenes valores liderados por Marcel Borrone, Darío Sellanes, Dahiana Bassadone, Federico Pereira y Maxi Xicart, guiados por la sapiencia de viejos “Buby’s” como Carlos Viana, Willy Quimpos o Nono Cabrera.

_________________
El primer suspiro de amor es el último de la razón


INFIERNO VIOLETA
ORGULLOSA DE DEFENSOR SPRTING CLUB!
avatar
Valen
Moderador
Moderador

Cantidad de envíos : 503
Edad : 29
Localización : Montevideo
Fecha de inscripción : 01/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.